19 AJA ANANDA EKADASHI

Mes VédicoMes VaishnavaMes Occidental
Bhadrapada – KrsnaHrisikesha MaseAgo/ Sep Fase Menguante

Mahajara Yudhisthira dijo: ¡Oh, Janardana!, Protector de todas las entidades vivientes, por favor dime el nombre del Ekadashi que ocu­rre durante la quincena oscura del mes de Bhadrapada (Agosto – Septiem­bre)”.
    
El Supremo Señor Sri KRSNA respondió: “¡Oh, rey!, Escúchame atentamente, el nombre de este sagrado Ekadashi, removedor de pecado es Aja.  Cualquier persona que ayune totalmente en este día y adora a Hrisikesha, el amo de los sentidos, se libera de todas las reacciones de sus pecados, incluso hasta aquel que simplemente escucha acerca de este Ekadashi se libera de sus pecados pasados. ¡Oh, rey!, No hay mejor día que este en todos los mundos terrenales y celestiales.  Esto es cierto sin ninguna duda.

     Había una vez un famoso rey llamado Harischandra, que fue el emperador del mundo y una persona de gran integridad y veracidad. El nombre de su esposa era Chandramati y él tenía un hijo llamado Lohitasva. Por la fuerza del destino, sin embargo, Harischandra perdió su gran reino y vendió a su esposa e hijo y el mismo piadoso rey se volvió un sirviente doméstico de un comedor de perros, que le hizo cuidar un crematorio. Mientras que hacía su servicio doméstico, nunca perdió su veracidad y buen carácter, tal como la bebida Soma-Rasa, que aún mezclandola con otros líquidos no pierde su habilidad de conceder la inmortalidad. El rey pasó muchos años en esta condición. Luego un día él melancólicamente pensó: “¿Qué debo yo hacer? ¿Dónde debo ir? ¿Cómo puedo ser liberado de este apuro?”  De esta manera él se ahogó en un océano de ansiedad y pena.

     Un día un gran sabio pasaba por ahí y cuando el rey lo vio,  felizmente pensó: ”¡Oh, el Señor Brahma!, Ha creado brahmanas para ayudar a los demás.” Harischandra ofreció sus respetuosas reverencias al sabio cuyo nombre era Gautama Muni, con las manos juntas el rey se paró delante de Gautama y narró su penosa historia.  Gautama Muni estaba atónito de escuchar la tan triste historia del rey,  él pensó: ¿Cómo ha podido este poderoso rey ser reducido a colectar vestimentas de muertos? Gautama se llenó de compasión con Harischandra y le instruyó en el proceso de ayunó para su purificación.

     Gautama Muni dijo: “¡Oh, rey!, Durante la quincena oscura del mes de Bha­drapada ocurre un especial y meritorio Ekadashi llamado Aja, que remueve todos los pecados. Este Ekadashi es tan auspicioso que si uno simplemente ayuna en este día y no ejecuta otra austeridad todos sus pecados serán anulados. Por tu buena fortuna este día ocurrirá dentro de 7 días.  Por lo tanto, te recomiendo ayunar en este día y permanecer despierto toda la noche.  Si tú haces esto, todas las reacciones de tus pecados se anularán. ¡Oh, Harischandra!, Yo he venido aquí, a causa de tus actos piadosos pasados.  Ahora, toda buena fortuna caerá sobre tí en el futuro” Dicien­do esto el gran sabio Gautama inmediatamente desapareció.

     El rey Harischandra siguió las instrucciones de Gautama concer­nientes al ayuno del sagrado día de Aja Ekadashi.  “¡Oh, Yudhisthira!, Debido a que el rey ayunó en este día, las reacciones de sus pecados fueron de inmediato completamente destruidas.  ¡Oh, poderoso, entre los reyes! Solo ve la in­fluencia de este ayuno de Ekadashi.  Este día de ayuno vence inmediatamente cualquier mise­ria que uno pueda estar sufriendo como resultado de sus actividades pecaminosas pasadas.

     De ese modo, todas las miserias de Harischandra fueron aliviadas solo por el poder de este maravilloso Ekadashi.  Se volvió a reunir con su esposa e hijo quienes habían muerto y que ahora habían sido revivi­dos. En el cielo los semidioses empezaron a tocar sus tambores celestiales y empezaron a llover flores sobre Harischandra, su reina y su hijo. Por las bendiciones del ayuno de Ekadashi, él recuperó su reino sin dificultad e incluso cuando el rey dejo este planeta, sus parien­tes y sus súbditos en general fueron con él al mundo espiritual.

     “¡Oh, Pandava!, Aquel que ayuna en Aja Ekadashi, será liberado de todos sus pecados y asciende al mundo espiritual y cualquiera que escuche o estudie las glorias de este Ekadashi logra el mérito de realizar un sacrificio de Caballo.

     De este modo termina la narración de las glorias de Bhadrapada KRSNA Ekadashi o Aja Ekadashi del Brahma vaivarta Purana.


Traducido por Ramanuja Das


REGLAS BÁSICAS DE EKADASHI

MEDITACIÓN EN EKADASHI

26 HISTORIAS DE EKADASHI

EKADASHI VRATA

DESCARGA PROGRAMA Y PREPARA TU PROPIO CALENDARIO